La piratería del Índico vuelve a la mesa de negociación europea

  • Sábado, 29 Julio 2017 14:03
  • Written by 
El buque de asalto Galicia frente a las costas de Indonesia El buque de asalto Galicia frente a las costas de Indonesia Ministerio de Defensa de España

Cuando falta algo más de un año para que acabe el mandato de la Operación Atalanta para luchar contra la pirateria en el golfo de Adén, frente a las costas de Somalia y en el océano Índico, las autoridades europeas se han vuelto a sentar para evaluar los resultados de la operación y estudiar si es necesario ampliar su vigencia.

España es uno de los países que apoyan la ampliación de esta operación que comenzó en 2008 para proteger a los buques del programa mundial de alimentos, a los mercantes y a los pesqueros de la pirateria, y cuya vigencia se ha extendido ya cuatro veces, la última en 2016 y hasta diciembre de 2018, ampliando su dotación en once millones de euros.

Se trata de una zona amenazada por la piratería desde que se inició la guerra civil en Somalia a principios de los años 90 por lo que desde el 2005 los países occidentales han organizado patrullas militares navales como  la Ocean Shield de la OTAN, la Task Force 150 de Estados Unidos o la Operación Atalanta de la Unión Europea a partir de 2008.

La efectividad de estas operaciones se reforzó cuando en 2011 se autorizó la contratación por parte de las navieras de seguridad privada en las zonas de riesgo, lo que se ha traducido en un constante descenso del número de ataques a buques.

Julio Morón, director gerente de OPAGAC (Organizacion de Productores Asociados de Grandes Atuneros Congeladores), ha explicado a La Mar de Fondo que en la actualidad los pesqueros españoles que faenan en la zona van dotados de cuatro vigilantes jurados a bordo que permanecen allí cuatro meses seguidos, alternando con otros cuatro en tierra, tal como hacen los demás tripulantes.

El directivo ha señalado que la presencia militar en la zona y la vigilancia privada hizo que desaparecieran los ataques pero este año se han vuelto a manifestar aunque no han afectado a ninguno de los 40 pesqueros españoles y franceses que faenan en la zona.

Morón ha destacado que la situación de Somalia continua sin control y siguen los intentos entre distintos organismos para establecer una autoridad marítima. El hambre es un gran problema a pesar de la acción por tierra que realiza la FAO, ya que puede impulsar a la población hacia la piratería, y existe el miedo a que el yihadismo esté tras la reactivación de la piratería, cuyo acto más grave ha sido el secuestro del petrolero panameño Aris 13 en marzo de este año, cuando 8 hombres lo asaltaron y lo condujeron a la costa de la región de Puntlandia.

Según informa el ministerio de Defensa, desde que comenzó la operación, España ha participado con 32 buques, que operan en una agrupación naval cuyo mando rota cada cuatro meses. España ha mandado la agrupación 6 veces, la última hasta finales del mes de julio de este año.

Completa su contribución con el destamento Orion en Yibuti que cuenta con un avión de patrulla marítima. Desde el inicio de la operación ha realizado una media de 13 misiones por mes.

En total, las autoridades españolas han capturado 168 piratas de los que 50 han sido puestos a disposición judicial y han desarticulado 9 grupos piratas.

En 2009 se produjeron 52 secuestros; en 2010, 45; en 2011, 25 y en los años siguientes no ha habido ninguno hasta el secuestro del petrolero panameño.

Desde febrero de este año, se ha producido el mencionado secuestro y un ataque al mercante Cosina que abortó el buque español de asalto anfibio "Galicia", que ejercia como buque insignia de la operación Atalanta debido a que España estaba al frente del mando. Además ha habido otros dos  repelidos por la circulación y dos más en circunstancias confusas.

Ante este repunte la Confederación Española de Pesca y las organizaciones que representan a la flota atunera Opagac y ANABAC_OPTUC han solicitado la prórroga de la operación.

Julio Morón ha explicado que en la zona operan unos 40 atuneros españoles y franceses y que la inestabilidad de la zona exige que se mantengan las medidas de vigilancia y coordinación de esta operación con otras internacionales que siguen desarrollandose e iniciandose como es el caso de las de China o India.

La misión naval de la UE tiene su sede en Northwood, en Reino Unido, pero Julio Morón ha señalado que no cree que se vea afectada la operación por la salida de Reino Unido de la UE.

 

 

  • 218
  • Last modified on Domingo, 13 Agosto 2017 08:54

Tribuna de opinión

Atún pirata en lata

Por Julio Morón Director gerente de la Organización de Productores Asociados de Grandes Atuneros Congeladores (OPAGAC)  

16-02-2017 Tribuna 0

Bienvenidos a vuestra casa

Somos PERIODISTAS lo que significa que somos curiosos, aprendemos con cada noticia y trabajamos para intentar que el mundo sea un poco mejor. Si, ya sabemos que es la profesión a la que se le culpa de todos los males del mundo pero escribimos nuestra verdad y nos responsabilizamos de lo que decimos y eso ya es mucho en este complicado mundo en e...

03-01-2017 Tribuna 0

Últimas noticias