La producción europea de algas sólo supone el 0,3% mundial

  • Viernes, 03 Marzo 2017 09:34
  • Written by 

La industria europea de algas se basa principalmente en la cosecha de macroalgas pero sólo supone el 0,3 % del total mundial que en 2014 (últimos datos conocidos) fue de 28,5 millones de toneladas, un 94 % más que en la década anterior.

Según el último informe del Observatorio Europeo del Mercado de los Productos de la Pesca y de la Acuicultura, la producción comunitaria de algas de centra en la extracción de hidrocoloides con fines industriales aunque la demanda de algas comestibles está aumentando en sus mercados y surgen nuevos modelos de producción.

Los hidrocoloides que más se utilizan son el Alginato, de las algas pardas, para la industria farmaceútica y la producción textil, fundamentalmente; Agar-agar, de las algas rojas, que es un gelificante que se usa como sustrato para cultivos y en la industria de procesado de alimentos, y la Carragenina,  también de las algas rojas, que se utilizan para la fabricación de productos lácteos y en la producción de carne, por ejemplo para los palitos de pescado.

En los últimos años en Europa está creciendo la tendencia de utilizar algas para el consumo humano y para alimentar el ganado y abonar la tierra y desde 2012 la regulacion europea distingue entre algas para el consumo humano y las que no son aptas.

Las algas son plantas acuaticas que suelen vivir unidas a las rocas en las zonas costeras. Se dividen en algas pardas o Kelp, algas rojas y algas verdes. Casi todas las algas rojas y pardas son marinas mientras que las verdes pueden encontrarse también en aguas dulces y en tierra.

En Europa las especies más explotadas son la Laminaria hiperborea, la Laminaria digitata y la Ascophyllum modosum, principalmente en los bosques de kelp o áreas subacuáticas con una alta densidad de algas pardas que son los más dinámicos de la tierra, mientras que en la costa atlántica se encuentran otras especies con poco valor comercial. Estos tres tipos de algas se recolectan de forma mecanica con buques pesqueros en Noruega (De Rogalan a Sor-Trondelag), Francia (Bretaña), España (Galicia y Asturias) y en menor medida en el País Vasco Francés y en Irlanda.

Otra forma de recolección es la manual tras las tormentas en Francia, Irlanda, España y Portugal y mediante el buceo en Portugal.

Para recoger algas se necesita licencia o autorización y existen cuotas de recogida y, además, en muchas zonas los bosques de kelp está especialmente protegidos por su gran valor ambiental. Así en el País Vasco se ha prohibido en aplicación del área marina Natura 2.000.

Los principales productores de algas en el mundo son China e Indonesia con un 47 % y un 35 %, respectivamente del total mundial, siempre con datos de 2014. La UE, con 93.404 toneladas, ocupa el lugar número 12.

En 2015 la UE registró un déficit comercial de 13 millones de euros para algas aptas para el consumo humano y de 40 millones para algas no aptas debido a las importaciones de macroalgas para la industria del procesado, principalmente desde Islandia y a la poca producción local de algas para el consumo humano.

Las importaciones comunitarias de algas para la industria desde Islandia alcanzaron las 46.000 toneladas en 2015, de Indonesia 7.100 y desde Tanzania 6.600 toneladas, mientras que para el consumo humano los principales proveedores fueron Chile con 2.500 toneladas y China con 800.

Dentro de la UE, Francia e Irlanda son los principales proveedores de algas para uso industrial mientras que España, Portugal y Alemania se central en las que son aptas para el consumo humano.

 La Unión Europea realiza exportaciones de algas para consumo humano en cantidades muy pequeñas con destino a  Turquia y EEUU, mientras que las que las no aptas alcanzaron las 11.300 toneladas para Australia, 6.400 para Ararbia Saudí y 3.700 para Sudáfrica.

Las algas para consumo humano, especialmente el Nori,  siempre han tenido un lugar importante en los países asiáticos, destacando Japón y China, donde se cultivan las algas de forma intensiva mientras que en Europa el consumo se ha centrado en Francia, Noruega Gales e Irlanda.

Su alta aportación en proteinas y minerales y la tendencia hacia una vida sana y natural ha hecho que los consumidores europeos estén cada dia más interesados en las algas como alimento.

 

 

 

 

 

 

 

Estas 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • 364
  • Last modified on Viernes, 03 Marzo 2017 14:32

Tribuna de opinión

Atún pirata en lata

Por Julio Morón Director gerente de la Organización de Productores Asociados de Grandes Atuneros Congeladores (OPAGAC)  

16-02-2017 Tribuna 0

Bienvenidos a vuestra casa

Somos PERIODISTAS lo que significa que somos curiosos, aprendemos con cada noticia y trabajamos para intentar que el mundo sea un poco mejor. Si, ya sabemos que es la profesión a la que se le culpa de todos los males del mundo pero escribimos nuestra verdad y nos responsabilizamos de lo que decimos y eso ya es mucho en este complicado mundo en e...

03-01-2017 Tribuna 0

Últimas noticias