¿Por qué no se utiliza el Fondo Europeo Marítimo y Pesquero?

La burocracia europea y la lentitud de los gobiernos en presentar proyectos frenan la asignación del FEMP La burocracia europea y la lentitud de los gobiernos en presentar proyectos frenan la asignación del FEMP Foto: Johni Hessler-Pb

El 20 de mayo de 2014 el Parlamento Europeo puso en marcha el nuevo fondo de apoyo a las políticas marítima y pesquera de la UE, el FEMP. Un total de 6.500 millones de euros para invertir en el periodo 2014-2020. Casi cuatro años después de aprobarse su reglamento, apenas se ha utilizado el 1,4% de ese montante, según denuncia el sector pesquero europeo agrupado en Europêche, a pesar de ser fundamental para el cumplimiento de la Política Pesquera Común (PPC). ¿A qué se debe esta infrautilización?

Para el presidente de Europêche, Javier Garat, las razones de la paralización de la asignación del FEMP se deben a que “existe demasiada burocracia, demasiados controles y mucho miedo por parte de los gobiernos a meter la pata, lo que se traduce en que el sector no está recibiendo los fondos a tiempo ni en cantidad suficiente para poder desarrollar los proyectos necesarios. Se hace imprescindible la simplificación”.

Objetivos del fondo
Los principios inspiradores del FEMP son: ayudar a los pescadores en la transición a la pesca y acuicultura sostenibles desde el punto de vista medioambiental; ayudar a las comunidades costeras a diversificar sus economías; financiar proyectos para crear empleo y mejorar la calidad de vida en las costas europeas, y facilitar el acceso a la financiación.

El objetivo del FEMP es cofinanciar proyectos con los estados miembros. Así, a cada país se le asigna una parte del presupuesto total del Fondo en función del tamaño de su sector pesquero. A continuación, cada país debe elaborar un programa operativo en el que se expondrá cómo planifica gastar los fondos asignados. Una vez que la Comisión apruebe dicho programa, son las autoridades nacionales las encargadas de decidir qué proyectos recibirán financiación.

La tardanza de los estados miembros de la UE en preparar programas operativos; los problemas para publicar las convocatorias, y las excesivas trabas burocráticas con las que se encuentran los organismos intermedios de gestión, han ralentizado la asignación de los 6.500 millones de euros.

  • 113
  • Last modified on Viernes, 08 Septiembre 2017 08:05

Periodista con amplia experiencia en el sector económico y empresarial. Periodismo, Comunicación Corporativa, RRPP.

Website: www.lamardefondo.com

Últimas noticias