El bonito en fiestas

  • Domingo, 06 Agosto 2017 15:06
  • Written by 
El bonito en fiestas mapama

La primera vez que probé el marmitako de bonito fue en la fiesta de un pueblo de Santander hace años y desde entonces lo he degustado muchísimas veces pero siempre acordándome con nostalgia de esa primera vez, a pesar de que en aquella ocasión había en el plato muchas patatas y apenas se adivinaba el bonito.

Y es que para gran número de los pueblos del cantábrico, marmitako es sinómino de fiesta y la forma de obsequiar a sus vecinos y visitantes en las celebraciones de las fiestas de verano de su santo patrón.

Entonces yo no tenía acceso a los fogones, en casa sólo se tomaba el bonito con tomate y lo más parecido al marmitako eran las clásicas patatas con carne.

Nos aproximamos al marmitako porque vamos a hablar del bonito, el pequeño primo del atún que en estos meses de verano se convierte en protagonista de las pescaderías por su cantidad y buenos precios.

El bonito pertenece a la familia de los Escómbridos, del orden de los perciformes. El que llega a las pescaderías españolas procede del Pacífico oriental, el Atlántico tropical, del Mediterranéo o de la costa australiana.

Es uno de los principales representantes del pescado azul por lo que su grasa es muy rica en acidos grasos omega 3 por lo que contribuye a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre. Es fuente de proteinas, selenio, fósforo, vitamina D, B12 y miacina.

Posee un cuerpo alargado y esbelto, una gran boca con dientes cónicos y unos ojos grandes y redondos. Su color es azul plateado y en los ejemplares muy jovenes pueden verse rayas oscuras. Su longitud va desde los 52 a los 90 centímetros y puede llegar a pesar hasta 10 kilos aunque lo normal oscila enre 1 y 3.

Vive en bancos y se alimenta de peces pelágicos a los que ataca en grupo.

La temporada del bonito se alarga desde mayo por todo el verano hasta octubre..

Y una vez presentado, vamos a cocinar nuestro marmitako que puede hacerse de atún o de bonito pero para un guiso no merece la pena sacrifcar un atún que se puede degustar de otras formas mucho más exquisitas.

Lo más importante en esta receta es observar con cuidado el tiempo de cocción del bonito ya que si nos pasamos quedará muy seco.

Para 6 personas vamos a utillizar 500 gramos de bonito en trozos, con cuidado de suprimir la piel y las espinas, ochocientos gramos de patatas, 2 tomates, un primento verde, un pimiento morrón, una cebolleta, dos dientes de ajo, aceite de oliva virgen, sal y caldo de pescado.

El caldo de pescado lo haremos con las espinas y pieles del bonito, con un puerro, una zanahoria y sal.

En una cazuela de barro rehogamos en  aceite de oliva los ajos, la cebolleta, los dos tomates pelados y cortados, el pimiento verde y el morrón durante unos minutos.

Cascamos las patatas (se mete el cuchillo en la patata y se hace palanca para que la patata rompa sola sin ayuda del cuchillo) y las añadimos a  la cazuela donde le damos una vueltas. Lo cubrimos todo con el caldo de pescado colado, añadimos la sal y lo dejamos cocer a fuego lento durante 35 o 40 minutos.

El bonito lo añadiremos al final y lo dejaremos cocer no más de tres minutos. Se sirve caliente en cazuelitas de barro. Riquísimo.

 

 

Últimas noticias