¿Por qué Asturias rechaza una planta mejillonera?

¿Por qué Asturias rechaza una planta mejillonera? Pb

La empresa Mar Abierto, de la que es promotor Manuel Serrano, lleva meses buscando emplazamiento para instalar una planta de cría de mejillones en la costa de Asturias. El proyecto, que cuenta con el apoyo de la Dirección General de Pesca, ocuparía una superficie de unas 40 hectáreas y generaría hasta 60 puestos de trabajo, entre empleos directos e indirectos.

Sin embargo, los ayuntamientos a los que han acudido hasta el momento: Caravia, Ribadesella, Luarca o Lastres, entre otros, temen que la instalación de la mejillonera pueda generar un notable impacto ambiental en sus playas y afectar al turismo, uno de los principales recursos de la zona. Y la Federación de Cofradías de Pescadores alega que implantar mejilloneras en el mar abierto asturiano “privatiza el mar”, además de temer que este tipo de instalaciones tiendan a extenderse y reduzcan el número de caladeros en la región, así como que el desove de los mejillones pueda afectar a los percebes al colonizar las rocas donde estos crecen.

Preocupados por el turismo y el posible impacto ambiental, los alcaldes no quieren ver que su principal recurso, la pesca, se vería potenciado, según afirma Manuel Serrano. “Nuestra planta es para cultivar 2.500 toneladas de mejillones en mar abierto. En Galicia las hay de 300.000 toneladas dentro de rías en las que no se afecta a sus playas ni a la calidad de sus aguas”, asegura. En cuanto a las cofradías, desde Mar Abierto tratan de calmar sus inquietudes y les explican que un polígono acuícola de mejillones atraería y fomentaría la pesca al servir de lugar para que se protejan los alevines.

  • 5171
  • Last modified on Miércoles, 05 Abril 2017 18:40

Periodista con amplia experiencia en el sector económico y empresarial. Periodismo, Comunicación Corporativa, RRPP.

Website: www.lamardefondo.com

Últimas noticias